Contrata un monologuista para el día de tu boda

No nos equivocamos al afirmar que contratar monologuistas es la moda en muchos países y este arte ha tenido un fuerte impulso en lugares como España y toda América Latina.

El poder contratar un monologuista es la mejor idea

La moda comenzó en los EEUU con el depurado nombre de stand up comedy y que se apoderó de importantes horarios de la televisión. Ahora no hay canal de la televisión abierto a nivel mundial que se quede rezagado en este sentido, conocedores de que tiene mucho gancho para la audiencia.
Y el humor no se puede dejar de un lado hasta en ocasiones tan solemnes como la celebración de una boda, donde se busca entretener a la pareja y a los invitados, ya que los novios saben del magnetismo que genera un monologuista y realmente es un camino seguro a seguir cuando se trata de entretener a todos los invitados, no importando la edad.
Es también el camino más seguro para que tanto la pareja como los invitados tengan algo de qué hablar en los próximos años.

Microfono
¿Cómo hacer para contratar un monologuista?

Si estás contando los días para la gran fecha el primer quebradero de cabeza es cómo contratar uno y lo primero es contactar con una agencia de eventos, física u online, que siempre dispondrán de una cartera de buenos monologuistas.
Estas agencias se encargan de aplicar filtros y manejar diversas propuestas porque les interesa un cliente plenamente satisfecho y que más tarde los recomiende a otros. Así que casi todos los monologuistas saben cómo desempeñarse en una boda, son gente muy profesional, pero la elección final va a depender de ti.

Para esto toma en cuenta estos factores:

  • Tienes que estar claro con el tipo de humor que te gusta
  • También debes pensar en qué temática te gustaría desarrollar para el monólogo y expresarlo.
  • Dependiendo de la temática, la cartera de opciones se irá reduciendo y la agencia te puede recomendar alguno en particular.

Ya tengo el monologuista, ¿y ahora qué?

Es el momento de tener una entrevista cara a cara con él y pudiendo surgir la posibilidad de un monólogo personalizado en el que puedas participar junto a tu pareja o algún miembro de la familia.
No es tan difícil esta idea porque la clave es que el monologuista sepa un poco sobre tu vida personal, alguna historia o anécdota bien conocida y a partir de allí se escribe un guion original. Durante el monólogo se usan otros recursos como fotos, vídeos, objetos y cualquier otra cosa que haga el momento algo original.
Si deseas incluir algún tipo de juego o actividad en grupo, el monologuista te ayudará en este sentido.
Este momento tan importante de la noche es ideal cuando los invitados están sentados y han acabado de degustar el plato de comida de la noche. Ya verás que todo el ambiente se va a transformar y los invitados no van a parar de reír.

Contratar a un monologuista es la apuesta segura para hacer de tu noche algo inolvidable e imborrable por los años de los años.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *