Internet nos abre la puerta a contenidos de todos los rincones del mundo y, a través de Twitter o Facebook, no es raro que accedamos a enlaces con contenidos en idiomas distintos al castellano. Aunque Google Translate pueda echarnos una mano a la hora de superar las barreras idiomáticas, el motor de traducción de Google no es infalible y, a veces, podemos perder parte del significado si nos encontramos con una onomatopeya.

LOL

Las onomatopeyas son representaciones lingüísticas de sonidos naturales, es decir, la forma que tenemos de escribir el canto de un gallo, el maullido de un gato o cualquier otro sonido. Aunque podamos pensar que un gallo pueda sonar igual en español o en francés, el hecho es que no es así y el quiquiriquí en español se escribe coco rico en francés. Con la risa pasa algo parecido y la onomatopeya de una carcajada tiene también su forma de escritura dependiendo del idioma que estemos utilizando. Teniendo en cuenta que, a través de la red, podemos acceder a todo tipo de contenidos y en cualquier idioma, no está de más tener presente cómo podemos ver escrita la risa si, por ejemplo, solemos acceder a contenidos de humor o solemos seguir en Twitter a personas que hablan idiomas distintos al nuestro.

¿Y cómo podemos ver escrito nuestro “jajajajaja”?

Si vemos en algún tweet escrito hahahahaha o hahahahahahahahaha (o escrito algo más largo), no debemos pensar que a nuestro interlocutor se le han quedado bloqueadas las letras “h” y “a” de su teclado, simplemente esta escribiéndonos en inglés el equivalente a un “jajajaja”, es decir, se está partiendo de risa.

A leer xaxaxa, seguramente, podamos pensar que nuestro interlocutor se está riendo y, la verdad, no nos estaremos equivocando pero ¿en qué idioma? La respuesta nos hace mirar a Grecia, así expresaría alguien que hable en griego la risa de manera escrita.

MDR es el acrónimo de mort de rire, es decir, muerto de risa en francés y que suele utilizarse entre los francófonos como alternativa al mundialmente conocido LOL. Otras alternativas a MDR son héhéhé y también suelen utilizar hahahahaha como los angloparlantes.

www es la versión japonesa de una carcajada y aunque lo pueda parecer nada tiene que ver con una URL. Según la caligrafía japonesa, la risa se representa con el kanji warai y, para abreviar el uso en las comunicaciones electrónicas (mensajes, chats, correos electrónicos), los internautas japoneses lo abreviaron por la letra “w”. Es decir que cuantas más “w” veamos escritas, mayor será la carcajada de nuestro interlocutor.

55555 aunque pueda parecer que es el inicio de un número de teléfono (el típico que podemos escuchar en cualquier película) es la forma que tienen de representar las risas en tailandés. ¿55555 es equivalente a las risas? Pues sí, es una forma abreviada de representar una carcajada, por ejemplo, en un tweet y la explicación de su uso es bastante singular puesto que el número 5 en este idioma se pronuncia “ha” y, por tanto, “55555” equivale a “hahahahaha”.

Al leer kkkkk alguien podría pensar que su interlocutor puede haberse vuelto loco pero este galimatías junto a kekekeke son el equivalente coreano a nuestro “jajajaja”. Este acrónimo tiene su origen en “크크크” que se pronuncia “keu keu keu”.

Sumando a esta lista los acrónimos que vimos hace algunas semanas, seguramente, será algo más complicado que nos quedemos lost in translation cuando naveguemos a través de Internet y consultemos contenidos en otros idiomas.

Imagen: El País