La ficción es capaz de crear todo un universo ajeno a nuestra vida cotidiana. Pero también es capaz de crear una cotidianeidad dentro de esa ficción. Así, novelas como Game of Thrones tiene todo un universo culinario que los fans quieren ver fuera de las páginas. Por eso, se han lanzado sorprendentemente libros de cocina de Westeros, y no es esta la excepción. Teniendo en cuenta esto, la fotógrafa Dinah Fried tiene un proyecto interesante.

Oliver Twist

Mala suerte llamarte “fried” cuando tienes un trabajo relacionado con la comida. El trabajo “Ficticious Dishes”, o “platos ficticios” está concentrado en cinco novelas famosas: El Cazador en el Centeno, Oliver Twist, The Girl With The Dragon Tattoo (primera parte de la trilogía Millenium), Alicia en el País de las Maravillas, y Moby Dick. Siempre nos hemos imaginado cómo lucen estos platos, pero Fried lo lleva un paso más allá y los convierte en una serie de retratos.

Para poder crear sus fotografías, Fried usó líneas de las novelas donde se describe con lujo de detalles las comidas que los protagonistas disfrutan –hay que admitirlo, muchas veces leer estos pasajes nos da hambre-. La idea de la fotógrafa es dar a conocer la esencia de las novelas, de la época y del mundo que describen, no solamente la estética gastronómica. Para llevarlo a cabo, Fried realiza las comidas ella misma, y luego las fotografía siempre desde una misma perspectiva.

The Girl With the Dragon Tattoo

Alicia en el País de las Maravillas

El Cazador en el Centeno

Moby Dick

Vía PetaPixel