llego-tarde-515x341

Un hombre alemán – el típico, un rubio corpulento de ojos azules -, espera sentado en la terraza de un bar, cercano al puerto de su ciudad española favorita, Mallorca. Delante de una jarra de cerveza de medio litro, mira ansioso su reloj. En su rostro, se aprecia claramente un cabreo morrocotudo, que poco tiene que ver con el achicharramiento que ha sufrido esa misma mañana en la playa.

El culpable de su enfado su amigo español… Y su maldita costumbre de llegar tarde.

Porque sí, admitámoslo: los españoles nos hemos ganado a pulso la fama de impuntuales. Nos gusta hacernos esperar o, al menos, no nos preocupa excesivamente. Le damos emoción a las citas, suspense incluso. Total, ¿qué va a hacer? ¿Largarse?

A punto está de hacerlo nuestro amigo alemán, pero se contiene. Sabe perfectamente que su colega mallorquín es otro español más que pasa olímpicamente del reloj.

kill-me-515x386

Aunque sea un tópico, define toda una actitud ante la vida. De acuerdo con el lingüista Richard Lewis, los españoles llegamos tarde por culpa de la visión que tenemos del tiempo. “El alemán cree en una verdad simple, la científica; el español, en cambio, siempre es consciente de una doble verdad”, asegura en declaraciones a Business Insider.

Se entiende mejor con el siguiente ejemplo. Si un estudiante alemán tiene que entregar un trabajo el nueve de junio, lo entrega el nueve de junio. Uno español, por su parte, lo entregará el nueve de junio, algo antes o un poco después de esa fecha límite, dependiendo de la relación que tenga con el profesor o de lo benévolo que sea el docente.

Doble-visión-de-los-españoles-515x261

En el caso de nuestro amigo alemán, el español sabe que si llega unos minutos más tarde no pasará nada. Su compañero ya le conoce, le aprecia, e intuye que no tendrá muy en cuenta su ‘despiste’. No se va a arruinar la relación por esa tontería.

Pero la cosa va más allá. La visión del tiempo que tenemos los españoles no depende exclusivamente, según Lewis, de la doble verdad. El experto explica que, además, en el mundo hay tres concepciones diferentes del tiempo.

Los anglosajones, germanos y nórdicos suelen ser lo que él llama activos lineales: aquellas personas que se crispan si se retrasa una cita porque su tiempo es como el dinero, un bien escaso. Para los activos lineales, cuanto más tiempo inviertas trabajando, más beneficios puedes obtener. Y, para ser más productivos, las cosas se hacen de una en una. ¿Por qué? Porque así puedes concentrarte exclusivamente en cada tarea.

concepto-de-tiempo-515x379

El sur de Europa, América Latina y el mundo árabe están poblados mayoritariamente por personas multiactivas: aquellas que adaptan el tiempo a su interés. ¿Han llegado tarde a una cita? No pasa nada, lo importante son los resultados que se obtienen. A diferencia de los activos lineales, se encuentran cómodos llevando a cabo varias tareas a la vez. O por lo menos es lo que intentan, claro.

Por último, están los asiáticos, que tienen del tiempo un concepto circular. También llamados reactivos, ellos consideran que el tiempo es un recurso ilimitado. Los asiáticos ven el tiempo “como un círculo donde las mismas oportunidades, los mismos riesgos y los mismos peligros se vuelven a presentar conforme la gente se vuelve más sabia”, afirma Lewis.

Y si los españoles crispan a los alemanes por su tardanza, imagina el cabreo que coge un empresario estadounidense cuando trata de llegar a un acuerdo con un chino. Mientras el anglosajón quiere cerrar la negociación cuanto antes, el empresario chino necesita darle muchas vueltas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pensaréis que nunca es tarde para cambiar, pero ¿por qué tendríamos que hacerlo? De acuerdo con Lewis, “el comportamiento de las personas de las diferentes culturas no es algo que guste o no guste. La forma en que reaccionan americanos, europeos y asiáticos está, normalmente, justificada”.

Según esto, no tenemos por qué avergonzarnos de nuestra célebre tardanza. El amigo alemán, al final, no se enfada. Y si lo hace, no hay problema. ¡A la segunda cerveza invita el español!

————————————————————————-

Con información de Business Insider 

Otras movidas de españoles:

-‘Astronautas’ españoles con dinero de Google para convertir la Luna en un ‘backup’ de la Tierra 

-Diez palabras que el castellano debería apropiarse del catalán (antes de que sea demasiado tarde) 

-Los diez mejores carteles del cine español 

-¿Por qué no existe un Netflix español? ¿Acaso somos unos ‘piratas’ sin remedio?